Saba

ANTONIO MARRAS + SABA

LEJANÍAS Y AFINIDADES

Cuando la vida teje las tramas de trayectorias aparentemente lejanas

La ligereza del gesto y la poesía del color típicos de Saba hallan numerosos puntos de encuentro con el arte de Antonio Marras quien, con ocasión del Salón del Mueble, reinterpreta la icónica colección de sofás y sillones New York recurriendo a las inéditas combinaciones textiles de la precolección otoño-invierno 2018/19. Saba, a través de un minucioso trabajo de readaptación de los estampados en soportes de decoración, repropone maxiflores, pata de gallo, tartán y escenas de caza en tejidos de terciopelo, lino y paños de lana.

Algunos artículos, que es posible adquirir exclusivamente en el espacio Nonostante Marras, se presentarán como piezas únicas distinguidas por las intervenciones pictóricas realizadas por el diseñador.

Saba firmará también el bistró temporal Marras con 60 sillas New York de lino crudo, pintadas a mano como las telas.

El espectáculo y lo que ocurra entre las bambalinas del proyecto se documentarán en un vídeo realizado por la directora sarda Giulia Achenza, vencedora de la primera edición del Fashion Film Festival Milano.

www.youtube.com/watch?v=i-0m0Hhk_vw

 

 

Lejanías y afinidades

En 1987 Antonio diseña su primera colección de moda.

En 1987 Amelia funda Saba.

Nacimos el mismo día, un 21 de meses diferentes, él en una Cerdeña alejada del ruido de la moda, y yo en Veneto, donde la palabra diseño quedaba tan lejos como América.

Él se familiariza con las telas en la tienda de tejidos de su padre, yo respiraba los aromas de los tejidos en la lavandería de mi madre.

A él le encantaba el arte, la danza, el teatro… a mí la filosofía y la poesía.

Luego la casualidad, que no es casualidad, ha tejido la trama de nuestras vidas.

Antonio se ha convertido en el Antonio Marras diseñador y artista que ha colapsado la moda reescribiendo su vocabulario con su distintivo sello poético que equilibra aparentes contradicciones: ornamentos, estratificaciones, sobriedad y énfasis y tejidos masculinos alterados con galanos bordados.

Amelia diseña una identidad Saba partiendo de un concepto filosófico que pretende superar el dualismo que divide el mundo del living y, en particular, la producción de los acolchados, entre el estilo minimalista-racional y el estilo clásico-opulento.

Se inclina por una trayectoria de diseño en la cual los productos al tiempo que se mantienen fieles a un riguroso proyecto industrial, se mueven, se desplazan, se desmiembran y cambian de configuración solo mediante gestos ligeros y femeninos sin intervención de mecanismos.

Y el estilo que se origina respira y se nutre de este estudio.

Las formas precisas de los sofás se visten de colores vivos y de texturas generosas y acogedoras.

 

No sé por qué entre todos los diseñadores seguía y amaba la trayectoria de Marras, quizás porque un día leí un artículo que hablaba sobre él y sobre su laboratorio secreto de Alghero.

Le imaginaba en aquella habitación entre fragmentos de historias y retales de telas y después me veía en mi luminosa oficina con vistas al campo llena de plantas, muestras de colores y mis collages de flores en las paredes.

Y después la vida hizo que nos encontráramos…

 

Amelia Pegorin (CEO Saba Italia)

↑ Back to top